Características de un anuncio de éxito.

Algunos piensan que cuanto más grande es mejor, nos llevará al éxito, pero en éste caso, eso es una falacia, no viene así. Sabemos que eso es exactamente lo que algunas de las pequeñas y medianas empresas piensan cuando quieren anunciar su producto. Ellos piensan que cuanto más grande es mejor y por ellos seleccionan un medio donde necesitan invertir mucho dinero, pero no llegan al mercado objetivo. Como ejemplo, tenemos que si una empresa, se especializa en el diseño de planes de dieta y quiere ayudar a la gente que venía teniendo resultados horribles y decepcionantes de sus planes de dieta individual, por ello, la empresa decide anunciarse en primera página y encima completa en el periódico local, en lugar de publicar en una revista de salud, por lo que el dietista notará que el anuncio no consigue la atención deseada.

Muchas pequeñas y medianas empresas, no obtienen el éxito que desean en relación a la publicidad debido a la disponibilidad de muy pocos recursos. Los resultados son simplemente regulares, debido a la falta de buenas ideas para mejorar. Si los anuncios se ponen en un periódico local o se imprimen en el famoso periódico o se publica en un sitio web, el dinero invertido debe obtener el resultado deseado, es decir, debe de haber un retorno de la inversión. Hay algunos errores comunes que las pequeñas y medianas empresas y los proveedores de servicios profesionales hacen al diseñar y publicar el anuncio, lo que lleva al fracaso del anuncio.

Así que, el punto importante y clave, es llegar a la mejor campaña, es decir, hay que conocer perfectamente cuál es tu público objetivo, tenerlo definido perfectamente, lo que aumentará la probabilidad, de que el anuncio se vea y llegue a los clientes adecuados, tratando de comprar el producto o inscribirse para el servicio. Estudios de mercado e investigaciones, pueden llevarse a cabo en el mercado y el público objetivo, para reducirlo y conseguir captarlos de manera mas sencilla.

Si te debes publicitar en una revista o en un periódico, es muy importante averiguar cuántos lectores tienen y el costo que piden publicar el anuncio. Ofertas especiales son ofrecidas por ellos de vez en cuando y sólo puede ser encontrado si estás especialmente atento.

Se estima que la gente común se somete a cerca de tres mil anuncios publicitarios. Eso es un número enorme y si alguien desea hacerse notar, debes ser diferente, es muy importante tener tu estilo, no ser igual a los demás. No sólo los servicios y productos vendidos deben ser únicos en el mercado, ya que eso en muchas ocasiones es complicado, por lo que debe ser el marketing, el anuncio.

Por ejemplo, si un negocio de venta de colchones dice, “Vendemos colchones”, no será diferente a cualquier otra colchonería y será pasado como cualquier otro anuncio de colchones. Pero si dicen: “Nuestros colchones son de la mejor calidad y solo por hoy, si lo compras te regalamos la almohada”, hará que el anuncio se destaque entre la multitud. Otras formas de captar y que se pueden anexar al anuncio son “¿Está sufriendo de dolor de espalda? Probablemente usted debe probar nuestros colchones “, es más específico y captará la ilusión, de las personas que sufren de dolores de espalda, desde hace mucho tiempo. El anuncio también debe centrarse en la singularidad del producto y cómo es mejor en comparación con el producto de los competidores.

Centrarse en los problemas de los clientes y dar una solución para ellos, es lo que un cliente exige. Un cliente no compra un producto; Él compra los beneficios que le puede reportar al adquirir un producto en específico. El valor real y justo del producto y una imagen clara y bien definida del mismo debe ser presentada al cliente, para que pueda relacionarse con el producto automáticamente y de sensación de calidad y buen producto. Si el anuncio no especifica la solución que puede proporcionar, los clientes nunca lo sabrán. Así que centrarse, en solucionar el problema de los clientes, es lo que algunos anuncios deben hacer si quieren ser diferentes a la competencia.

Lo último que falta en la mayor parte de los anuncios, es la motivación para los clientes. Si el anunciante ha diseñado el anuncio y el cliente ha leído el anuncio, todos los esfuerzos y el dinero invertido se desperdiciarán si no se levanta y hacer algo al respecto. No se debe suponer que el cliente sabe qué hacer; En su lugar el anuncio debe influir en la mente del cliente y debe decirle qué hacer. ¡Llamar a la acción! es el trabajo final del anuncio. Debe llamar para obtener información, o visitar la tienda o incluso visitar la tienda online. El mensaje debe sonar confiado y claro.

¡Mucho éxito!

¿Me compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.